Análisis de Competencia

Análisis de competencia en marketing online

Diseñamos una campaña de marketing online que exige realizar un profundo análisis de las estrategias que están desempeñando otras empresas de tu sector. En Internet, la competencia es intensa y cualquier plan que desarrollemos sin considerar la situación de tu entorno tiene una alta probabilidad de fracasar.

En análisis de competencia nos permite detectar las fortalezas y las debilidades de nuestra marca y de sus competidores en Internet, para ayudarnos a trazar objetivos adecuados y diseñar una estrategia exitosa.

El análisis puede incluir variables como el diseño, los contenidos y la usabilidad de nuestro sitio web y los de nuestros competidores. Definitivamente, los aspectos visuales y funcionales pueden definir si un usuario comprará o no nuestros productos.

Otro factor a considerar es la visibilidad de un sitio web, dada en buena medida por su posición en motores de búsqueda. Debemos saber qué palabras clave utilizan nuestros competidores, cuánto invierten en campañas de banners contextuales y cuánto tiempo les llevó ubicarse entre los primeros lugares, entre otras variables que nos dan una idea de lo intensa que es la competencia en nuestra área. Si no contamos con los recursos para aparecer entre los primeros puestos de una búsqueda demasiado competida, podemos elegir términos menos buscados pero que nos prometan un buen posicionamiento con menos esfuerzo. Esta técnica se conoce como “long tail”.

A pesar de que puede ser muy difícil de estimar (servicios como Alexa no son plenamente confiables), el tráfico de un sitio web nos da una idea de su ventaja o desventaja con respecto al nuestro. Sus estadísticas públicas en redes sociales (cantidad de likes, followers, etc.) también deben ser tenidas en cuenta.

Gracias al análisis de competencia no sólo podemos conocer bien a nuestros competidores, sino también aprender de aquellos que ocupan con respecto a nosotros un lugar privilegiado. A veces, imitar una estrategia exitosa sin perder nuestra propia impronta puede ser la mejor opción.

E-mail y Redes Sociales